jueves, 14 de abril de 2011

Sobrecarga en los juzgados de Jaén

El TSJA estima que los juzgados de Jaén sufren sobrecarga. Lo dice año tras año en su Memoria Anual. Los datos de 2010 presentados ayer suponen que el atasco toca techo. En los de la jurisdicción civil y en la penal, la sobrecarga amenaza con el colapso incluso. El alto tribunal andaluz cree necesario crear seis nuevos juzgados. A día de hoy no está prevista la creación de ninguno, por lo que en el mejor de los casos podría abrirse alguno en diciembre de 2012 para que entre en funcionamiento real en 2013.

Los juzgados en peor situación son los de Primera Instancia del partido judicial de Jaén. Los cinco órganos de esta jurisdicción ingresaron 8.625 asuntos en un año. A una media de 1.725 casos por juzgado. La carga de trabajo para la que están dotados es de 720 asuntos. Es decir, que la saturación es del 139,6%. Para que las cosas funcionasen bien, el TSJA estima que serías necesarios diez juzgados.

«Es evidente que la situación ha llegado a un punto crítico ya que la litigiosidad ha aumentado de forma alarmante saturando los juzgados», dice textualmente la Memoria del TSJA. El problema es común a todos los partidos judiciales de Andalucía. Por lo que se piden más juzgados.

El sexto juzgado de Primera Instancia de Jaén es el dedicado a asuntos de Familia. Según la estadística del TSJA, tiene carga de trabajo ajustada a su dotación: recibió 1.003 asuntos para una entrada ideal de 1.000. El problema es que el magistrado José A. Luccini no sólo entiende de asuntos de Familia, sino que entra en turno para muchos casos la jurisdicción civil ordinaria. Así que su juzgado también está saturado.

En una situación idéntica estuvo hace un par de años el Primera Instancia 4, con competencias en Mercantil. Ante la avalancha de concursos y quiebras por la crisis, se le liberó de carga civil, que asumieron el resto de juzgados, para que se dedicase en exclusiva a temas económicos. En 2010 resolvió más de lo que ingresó, y de 393 asuntos pendientes a principios de año pasó a 349 a final de diciembre. El magistrado Luis Shaw Morcillo firmó 578 resoluciones en un año (cuando el módulo ideal es de 350). Es decir, resolvió el trabajo de juzgado y medio. El TSJA cree necesario crear un segundo Mercantil.

El descenso de la delincuencia ha dado un alivio a los juzgados de Instrucción, que hace un par de años estuvieron apurados. En 2010 los cuatro que funcionan en Jaén resolvieron más que ingresaron, y de 1.909 asuntos pendientes a principio de año pasaron a 1.696 al final. Con todo, siguen trabajando por encima de la carga de trabajo que pueden soportar, pues cada juzgado rozó los 6.000 asuntos entre diligencias previas y juicios rápidos.

La avalancha de delitos de 2008 y 2009, con cifras históricas, se traduce hoy día en la sobrecarga de los cuatro juzgados de lo Penal que atienden a toda la provincia. Son juzgados extraordinariamente resolutivos, pero tienen agendas completas a año y medio vista, incluso celebrando tres días en semana algunas veces (lo habitual son dos). Los cuatro juzgados están sacando el trabajo que corresponde a más de cinco, por lo que se considera apropiado abrir uno más.

En los partidos judiciales de la provincia no hay grandes sobrecargas, salvo en Linares, donde está previsto crear un quinto juzgado de Primera Instancia e Instrucción. La Audiencia de Jaén sigue entre las que mejor funcionan de España.

0 comentarios: